Pobladores de San Juan Tepulco, junta auxiliar del municipio de Acajete, agredieron y desarmaron a policías municipales. Uno de ellos resultó con lesiones en el rostro.

Este día se difundió en redes sociales el video donde se observa la agresión que sufrieron los uniformados. Sin embargo, se desconoce con exactitud cuándo ocurrió.

Con los datos recabados entre los propios elementos de seguridad, se sabe que aproximadamente 20 policías municipales de Acajete patrullaban la zona cuando, en el paraje denominado “los bancos de arena” fueron interceptados por un grupo de pobladores.

Los habitantes de San Juan Tepulco les reclamaron por la detención de un hombre, a quien supuestamente golpearon y le quitaron su celular.

En el video se aprecia que primero se hicieron de palabras, pero tras un descuido de los policías, los pobladores comenzaron a golpearlos y, ya sometidos, les quitaron sus armas.

Durante la trifulca un elemento realizó disparos y uno de estos rozó la mandíbula de uno de los civiles que en ese momento lo llevaron a un médico.

Después de esto a un policía que ya estaba en el suelo y sin su arma lo golpearon y en el video se observa que comenzó a sangrar de la cara.

Vecinos señalan que minutos después llegaron refuerzos para apoyar a los uniformados y llevarse a los heridos a un nosocomio de la capital poblana. Al momento se desconoce si hubo detenciones y si las armas las devolvieron a los uniformados.

No es la primera vez que pobladores dejan en ridículo a policías de Acajete

El ayuntamiento de Acajete que encabeza el edil morenista, David Meléndez, no ha emitido ninguna postura al respecto. Sin embargo, no es la primera vez que ocurren este tipo de situaciones, pues en reiteradas ocasiones los pobladores han dejado en ridículo el actuar de los uniformados.

En septiembre de 2023, la Fiscalía de Puebla detuvo a un policía de Acajete que atropelló a una niña y le provocó traumatismo craneoencefálico severo. Sus compañeros presenciaron lo ocurrido, pero no lo detuvieron para ponerlo a disposición, solo llevaron a la menor de edad a un hospital y ahí la dejaron.

BANNER RUMBO