Los padres de Mara Fernanda Castilla Miranda, víctima de feminicidio en Puebla en 2017, ganaron un juicio de amparo y lograron que el pago de indemnización sea mayor al impuesto en la sentencia contra el feminicida Ricardo Alexis, hace dos años.

Alejandro Castilla, padre de la víctima, confirmó a Ambas Manos en entrevista telefónica que ganaron el amparo interpuesto ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN). La cual, declaró como inconstitucional el Artículo 1958 del Código Civil del Estado de Puebla al considerar que viola el derecho a una reparación integral del daño.

El papá de Mara recordó que en su momento se les hizo injusta la sentencia condenatoria que le dictaron a Ricardo Alexis, por lo que no dudaron en recurrir a la SCJN. Ante la Corte argumentaron que el Tribunal Colegiado de Distrito manejó que era legal que se cuantificara la indemnización por daño moral de la víctima a un tope máximo, lo cual es totalmente irrisorio.

Condenan al feminicida 4 años después del hecho

Ricardo Alexis recibió una condena de 50 años de cárcel hasta abril de 2021, es decir, cuatro años después de asesinar a Mara Fernanda Castilla Miranda, estudiante de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (Upaep).

Aun así, el abogado del sentenciado, Francisco Tlahuicole Hernández, apeló la decisión del Tribunal Colegiado, pero al año siguiente, en septiembre del 2022, los magistrados de la Segunda Instancia del Poder Judicial de Puebla ratificaron la sentencia.

Sin embargo, en la cuestión del pago de la reparación del daño moral sí hubo una modificación. La impuesta por 3 mil días de salario mínimo general se redujo a mil días, el máximo establecido en el Código Civil, según argumentó el Tribunal Colegiado de Distrito. En este momento equivaldrían a 248 mil 930 pesos.

Por ello, los padres de Mara Fernanda, Alejandro Castilla y Gabriela Miranda, recurrieron al juicio de amparo 711/2023 que se resolvió hace unos días. La ministra Margarita Ríos Farjat concluyó que el hecho de que un legislador fije montos indemnizatorios al margen del caso y de su realidad, de manera previa y arbitraria, “viola el derecho a una reparación del daño”.

Ello, ya que no les permite a las personas juzgadoras emitir una decisión sobre la cuantificación de la reparación del daño de manera justa, equitativa, con base en criterios de razonabilidad y que atienda a las particularidades del caso.

SCJN pide que la reparación del daño sea conforme a la gravedad, magnitud y características del hecho

Incluso, abunda, la aplicación del Código Civil es contraria al Artículo 51 del Código Penal de Puebla en el que se dispone que la reparación del daño a la víctima debe ser integral, en el que se tome en cuenta la gravedad, magnitud, así como las circunstancias y características del hecho victimizante.

La resolución de este amparo ganado deja el precedente para que las juezas y jueces determinen indemnizaciones justas y equitativas, de acuerdo con cada caso en el que se valore el daño emocional ocasionado, como este del feminicidio.

Sin embargo, no existe un plazo o fecha límite para que los juzgadores modifiquen e incrementen el monto de la reparación del daño, puntualizó Alejandro Castilla.

Chofer de Cabify, el feminicida de Mara Fernanda  

Mara Fernanda, de apenas 19 años de edad y originaria de Xalapa, Veracruz, estudiaba Ciencias Políticas en la Upaep cuando el 8 de septiembre de 2017 reportaron su desaparición. Se le vio por última vez abordar un transporte ejecutivo de la aplicación Cabify, tras acudir con amigos a la zona de Cholula para celebrar el pase al cuarto semestre.

El conductor resultó ser Ricardo Alexis, quien la privó de la libertad, la llevó hasta un motel cerca del departamento donde ella vivía, al sur de la ciudad y después de asesinarla la envolvió en unas sábanas y la abandonó en una cañada en la junta auxiliar de Santa María Xonacatepec.

El cuerpo lo localizaron una semana después. Al caer en contradicciones, a Ricardo Alexis lo detuvieron en Tlaxcala, de donde es oriundo y aunque su defensor legal logró alargar el proceso penal y ganar diversos amparos, finalmente se hizo justicia y al chofer lo condenaron a 50 años de cárcel

Los padres de Mara Fernanda aún sostienen un proceso legal contra la empresa Cabify.

BANNER RUMBO