Erick Roberto, de 23 años de edad, es el parricida del municipio de Juan Galindo, Puebla. Cometió el doble y atroz crimen contra su mamá y su hermano menor presuntamente por recelo debido a que consentían más al niño que padecía autismo.

Al reanudarse las ruedas de prensa en la Fiscalía General del Estado, este día el fiscal general Gilberto Higuera Bernal confirmó que el joven asesinó a su mamá y hermano y los ocultó en una bodega del patio trasero de su propia vivienda.

El fiscal general Gilberto Higuera Bernal confirmó que el joven asesinó a su mamá y hermano y los ocultó en una bodega del patio trasero de su propia vivienda.
Aspectos de la bodega y las bolsas de plástico en las que Erick Roberto ocultó los cuerpos de Brenda y su hijo Irving Gael. credit: FGE

Después acudió a denunciar su supuesta desaparición para distraer a las autoridades. Sin embargo, durante las investigaciones se logró esclarecer el escabroso caso.

Alejandro García Badiola, titular de la Fiscalía Especializada en la Investigación de Desaparición de Personas, detalló que el 1 de abril del presente año familiares de las víctimas dejaron de saber de Brenda y su hijo Irving Gael, de 14 años de edad.

Mata a su madre y hermano en Nuevo Necaxa, los entierra y denuncia su desaparición
Brenda Parras y su hijo Irving Gael. credit: Especial

Erick Roberto les comentó que habían viajado a la Ciudad de México para realizar los trámites de una pensión. Tiempo después, el 16 de mayo, el mismo Erick decidió acudir ante las autoridades ministeriales para denunciar la “desaparición” de su madre y su hermano.

García Badiola resaltó que de inmediato se inició una carpeta de investigación y se boletinó al menor a través de Alerta Amber. Además, se realizaron más de 50 acciones de búsqueda, entre ellas algunos cateos, pero fue en el domicilio de las víctimas, en Nuevo Necaxa, donde los vecinos señalaron que anteriormente detectaron un terrible olor a fétido.

Erick Roberto mató a su mamá y hermano con autismo por recelo en el municipio de Juan Galindo

En el domicilio solamente habitaba Erick Roberto y el 27 de mayo que llegó personal a una revisión, el joven se tornó nervioso al ver a las autoridades ministeriales. No obstante, les permitió el ingreso y cuando le solicitaron que abriera la puerta de la bodega que estaba en el patio trasero de la casa se negó asegurando que tenía objetos de mucho valor.

Ante eso, el hombre fue detenido por resistencia de particulares y cuando los agentes ministeriales ingresaron a dicha bodega se llevaron la sorpresa de descubrir 10 bolsas de plástico esparcidas con cal. Dichas bolsas contenían restos humanos desmembrados y más adelante, con pruebas genéticas, se confirmó que se trataban de los cadáveres de Brenda e Irving Gael.

Erick Roberto, de 23 años de edad, es el parricida del municipio de Juan Galindo, Puebla. Cometió el doble y atroz crimen contra su mamá y su hermano menor presuntamente por recelo debido a que consentían más al niño que padecía autismo.
Bolsas de plástico esparcidas con cal que contienen restos humanos. credit: FGE

El acusado quedó a disposición de un juez de control y vinculado a proceso, inicialmente, por el delito de resistencia de particulares. Al mismo tiempo le fue impuesta la medida cautelar de prisión preventiva justificada.

El fiscal Alejandro García adelantó que el próximo 31 de junio se llevará a cabo otra audiencia en la que la institución imputará los delitos de feminicidio, homicidio en relación de parentesco y desaparición de persona en su modalidad de ocultamiento de cadáver.

Puntualizó que el homicida utilizó un objeto punzo cortante y sin considerarlo como el móvil del asesinato, hay probabilidad de que el acusado haya cometido el doble crimen debido a las consideraciones que había sobre su hermano que padecía autismo.

BANNER RUMBO