La pareja de jóvenes que el 10 de agosto fue encontrada sin vida, maniatada y con signos de tortura en el municipio de Tecamachalco habría sido ejecutada porque no quiso trabajar con huachicoleros.

“A los ejecutados de Tecamachalco se los echaron los huachicoleros de la región de Tepeaca por no querer trabajar con el grupo”, revelaron fuentes policiacas a Ambas Manos.

Aunque todavía se desconoce la identidad de las víctimas, las mismas fuentes explicaron que se trató de un joven de aproximadamente 20 años de edad y una mujer de alrededor de 28. Ambos estaban atados de las manos y tenían impactos de bala.

Los cuerpos se localizaron en un canal de riego de Valsequillo a la altura de la localidad de Xochimilco. Horas después, también en Tecamachalco, se halló un tercer cuerpo; sin embargo, las fuentes no confirmaron si se investiga el mismo móvil.

En este caso, la víctima fue un joven de entre 18 y 20 años de edad, encontrado en posición decúbito lateral, con golpes contusos en la cara y un golpe con objeto que, se presume, provocó su muerte.

En menos de 24 horas el municipio que gobierna Ignacio Mier Bañuelos vivió una serie de hechos violentos. Y es que una noche antes, el 9 de agosto, estalló una bomba casera abandonada afuera de un domicilio ubicado en el barrio de San Juan. Ninguna persona resultó lesionada, el artefacto solo causó daños materiales a un zaguán.

Los municipios que comprenden el Triángulo Rojo nuevamente se encuentran “calientes” por los recientes homicidios. A estos casos, se suma una ejecución en Acatzingo.

Otro hombre de aproximadamente 25 años de edad fue hallado sin vida en la barranca La Tlacotiza del paraje denominado San José, en la junta auxiliar de San Sebastián Villanueva.

El cuerpo ya estaba en estado de descomposición, carecía de piel en parte de la cabeza y brazo derecho, pero eran visibles algunas lesiones en el rostro. La Fiscalía General del Estado (FGE) se encargó de las diligencias de levantamiento de cadáver que ingresó en calidad de desconocido al anfiteatro regional de Tepeaca.

Magarely Hernández

Licenciada en Periodismo por el Centro de Estudios Universitarios PART. Reportera desde 2017 en temas de seguridad, feminicidios y desapariciones.