“Liam Gael: no estuve ahí, mi vida, pero mamá siempre te va a amar. Desde el momento en que supe de tu llegada, te amé”, este fue el mensaje con el que Luz se despidió de su bebé, quien murió por presunta negligencia médica en el Hospital Rural La Ceiba, en Xicotepec.

Este domingo 11 de septiembre, su esposo Cristian enterró a su primer hijo, pero ella no pudo darle el último adiós porque continúa hospitalizada.

En entrevista con Líder Noticias, Cristian explicó que su esposa ingresó al Hospital Rural IMSS-Bienestar Villa Ávila Camacho (La Ceiba) para dar a luz a las 18:00 horas del miércoles 7 de septiembre con un centímetro de dilatación.

Para la mañana del día siguiente, dilató solo un centímetro más y por la tarde ya tenía cinco centímetros; sin embargo, ningún médico le informó que para ese momento su esposa ya tenía una infección que le provocó diarrea y temperatura. 

No me dejaban pasar, solo me pidieron un papel higiénico, pero yo pensé que era normal, nunca me dijeron que tenía diarrea”, acusó.

Luz permaneció con dolores hasta la mañana del sábado. Durante todo ese tiempo, los médicos pasantes y el de base, este último identificado como doctor Mata, insistieron en que debía dilatar más y no era tiempo de realizarle una cesárea porque podía lograr un parto natural.

Por el contrario, la madre nunca pasó de los cinco centímetros de dilatación y horas antes de que se enterara que su hijo había fallecido suplicó a los médicos que la ingresaran a quirófano porque ya no aguantaba los dolores y la infección no cesaba.

Ese mismo 10 de agosto, una doctora le preguntó a Cristian si el ginecólogo ya había hablado con él. Al responder que no, le pidió pasar y fue entonces cuando se enteró que su bebé nació muerto.

Primero me dijo que el bebé tenía pulso y que mi esposa ya había a ingresar a labor de parto. Luego que le tuvieron que hacer cesárea, pero el bebé ya estaba muerto. Me dijo que el líquido amniótico tenía un olor putrefacto, que el bebé ya lo había consumido”.

Hasta ese momento, supo que la los médicos debieron realizar la cesárea desde el jueves porque su bebé ya estaba sufriendo. Aunque el doctor Mata estaba en condiciones, no lo hizo porque no había anestesiólogo.

El bebé fue un guerrero, luchó hasta donde pudo, pero no aguantó más. Desde el jueves tuvo que haber nacido por cesárea, no es posible que nos traten de esa manera (…) ningún directivo nos ha dado la cara, solo los médicos de base”.

Cristian añadió que los médicos que laboran en ese hospital son pasantes y pidió a las autoridades correspondientes “destituir a quien tengan que destituir” para evitar que otras personas pasen lo mismo que él y su esposa.

Somos personas, no somos animales (…) desde el principio notamos contradicciones. Algunos médicos decían que ya la pasaran, otros que no, nunca pudieron tomar una decisión en conjunto. No pueden poner la vida de personas en manos de pasantes”.

Trabajadores se manifiestan y piden destitución de directora

La mañana de este lunes 12 de septiembre, un grupo de trabajadores se manifestó al interior del Hospital Rural La Ceiba y pidió la destitución de la directora.

Los inconformes colocaron diversas cartulinas que decían “no la queremos, fuera la directora”, luego de que salió a la luz el caso de negligencia que cobró la vida de un bebé.

La directora fue acorralada en los consultorios mientras los trabajadores de diversas áreas le gritaban “¡fuera!” y después se retiró.

BANNER RUMBO
Magarely Hernández López

Magarely Hernández

Licenciada en Periodismo por el Centro de Estudios Universitarios PART. Reportera desde 2017 en temas de seguridad, feminicidios y desapariciones.