En Puebla, 9 de cada 10 personas procesadas por algún delito reciben sentencias condenatorias, es decir, resultan culpables, indicó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).  

Este lunes, el Censo Nacional de Impartición de Justicia Estatal 2023 indicó que, en 2022, hubo 407 personas que recibieron sentencias. De esas, 368 recibieron sentencia condenatoria, mientras que sólo 39, absolutoria.  

A su vez, el total de personas sentenciadas representa 40% menos que en 2021, cuando hubo 680. 

En Puebla, 9 de cada 10 personas en procesos judiciales resultan culpables; la mayoría, adultos

También, el Inegi dio a conocer que, de las 407 personas sentenciadas, 405 fueron adultos y sólo dos, de menores de edad.  

Por otro lado, este censo reveló que, en 2022, hubo 6 mil 640 delitos registrados en las causas penales en Puebla.  

Eso representó -15.3% que, en 2021, cuando los delitos sumaron 7 mil 839. 

En el país, durante 2022, los poderes judiciales estatales tuvieron registro de 35 mil, 2 personas sentenciadas, -0.13% en un año. Esto quiere decir que Puebla estuvo muy por arriba de la media nacional.  

Respecto a los delitos durante 2022, a nivel nacional, hubo 289 mil 616 en las causas penales ingresadas, 7.8% más que en 2021. 

El 93.2% de las denuncias no se investiga en Puebla

Según la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (Envipe) publicada en septiembre, Durante 2022, se presentaron en Puebla 1.5 millones de denuncias, de las que 93.2% no se investigó.    

Con datos de 2022, arrojó que el año pasado se cometieron un millón 515 mil 37 delitos en la entidad poblana.   

De esas, al 93.2% no se le inició una carpeta de investigación, por lo que no se investigó. A ello se le conoce como cifra negra, destacó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).   

Con ello, el estado de Puebla se colocó en el número nueve del país con más cifra negra, además de que superó la media nacional de 92.4%.  

maleta estrella roja
Diana

Diana Juárez Martínez

Licenciada en Lingüística y Literatura Hispánica por la BUAP. Se inició en periodismo en 2013 en Ángulo 7, donde trabajó 9 años y llevó la coordinación de información.