En Change.org, crearon una petición para exigir justicia para Alan. El joven de 26 años de edad se ingresó de forma voluntaria al anexo Granja Chachapa, en Amozoc, y días después murió bajo circunstancias extrañas. 

La petición está dirigida, principalmente, al fiscal de Puebla Gilberto Higuera Bernal y ya acumula más de 14 mil firmas para que el encargado del anexo responda por la muerte.

¿Quién era Alan? 

 Alan Bryan Cortés tenía 26 años de edad, era padre de dos menores y diseñador gráfico. 

El pasado 24 de octubre ingresó de forma voluntaria al anexo Granja Chachapa ubicado en la Prolongación 2 Poniente número 7 en Santa Cruz Xonacatepec.  Alan buscó ayuda para cumplir sus sueños y metas, pero encontró la muerte.

Dos días después, su mamá llegó al anexo para dejarle productos de higiene y notó a su hijo triste.

Esa misma semana el encargado del lugar se comunicó con ella para informarle que Alan tenía una infección y necesitaba medicamento. Sin embargo, la señora ya no llegó a tiempo pues dos horas después le dijeron que el joven ya había muerto.

La explicación que dieron en ese momento fue que Alan intentó huir, se lanzó desde el tercer piso y murió de forma inmediata. 

Cuando la familia de Alan llegó, lo encontró arriba de una camioneta. Estaba mojado y com diversos moretones.
Fotos de cómo fue encontrado Alán y de su funeral. credit: Facebook

Las inconsistencias 

Cuando la familia de Alan llegó encontró el cuerpo arriba de una camioneta. Estaba mojado y com diversos moretones.

Nadie explicó porqué si supuestamente se tiró desde el tercer piso, estaba arriba de la camioneta. Tampoco nadie llamó al número de emergencias.

Decidimos llamar nosotros y desde ahí notamos la apatía de las autoridades. La Policía Auxiliar nos dijo que debíamos llamar a la Municipal y ellos nos dijeron que nosotros debíamos ir por la patrulla. Cuando llegó la policía tuvimos que esperar 7 horas a una ambulancia para notificar que, efectivamente, Alan ya no tenía signos vitales”, narraron sus familiares. 

Cuando los agentes ministeriales llegaron se descubrió que en el piso no había sangre y el establecimiento no tenía tres pisos. Los del anexo declararon a ellos que Alan escapó y corrió hacía la carretera; lo atraparon y subieron a la camioneta y arriba pidió un vaso de agua que se tiró encima, por ello estaba mojado.

Familia exige justicia para Alan por muerte en anexo

Alan ya fue sepultado. La causa de su muerte fue traumatismo craneoencefálico severo, pero su familia exige conocer cómo ocurrió y que el o los responsables respondan por ser omisos.

El inmueble fue asegurado, pero acusaron que de un día a otro los sellos fueron quebrantados. 

No hay detenidos, todas las versiones carecen de sentido y merecemos la verdad. Pedimos a las autoridades que investiguen”.

BANNER RUMBO
Magarely Hernández López

Magarely Hernández

Licenciada en Periodismo por el Centro de Estudios Universitarios PART. Reportera desde 2017 en temas de seguridad, feminicidios y desapariciones.