Alrededor de 80 pobladores del municipio de Cuautinchán fueron defraudados por personas abusivas que les ofrecieron una “vivienda digna”. Sin embargo, a dos años de los trámites, ni la casa ni el dinero les han dado. 

Los agraviados han acudido en pequeños grupos a presentar su denuncia directamente en el edificio central de la Fiscalía General del Estado de Puebla (FGE). Este fin de semana lo hicieron ocho personas acompañadas de sus abogados. 

Paola, una de las afectadas, contó en entrevista para  Ambas Manos que en el año 2022 un grupo de jóvenes recorrió el municipio ofreciendo un programa social para la construcción de casas a bajo costo. 

Hay quienes no tienen casa y yo, por ejemplo, estaba rentando. Por eso, pensé que era una muy buena oportunidad. Dije lo voy a aprovechar, pues no era mucho lo que se iba a dar y lo entré, pero con el tiempo comenzamos a ver que algo raro estaba pasando. Ahora, ni casa ni dinero nos han entregado y cuando buscamos a los responsables nos dan largas con miles de pretextos”. 

Jazmín, otra de las defraudadas, comentó que inicialmente les pidieron 5 mil pesos. Después, un pago de otros 5 mil y uno más de 8 mil 500, y con este último les entregaron un folio según para el control de sus pagos. Así, hasta llegar a la entrega de 25 mil pesos por “beneficiario”. 

Defraudan a pobladores de Cuautinchán con programas patito de vivienda digna 

Paola detalló que los defraudadores inicialmente se hacían llamar “Programa Nacional Emergente de Vivienda” y se identificaban con un logotipo de “Impulsando México”. 

También con un logotipo de “CSI Central Campesina Independiente A. C. Puebla” y empleaban un documento con un logo de “Unifica Iberoamérica”, el cual incluía la leyenda formato de pago. 

Estas personas prometieron entregarles casas totalmente construidas con sus respectivos servicios, incluso, como regalo les proporcionarían un tinaco Rotoplas y un calentador solar.  

Finalmente, los pobladores ya se dieron cuenta de que los engañaron. Aunque, los defraudadores están plenamente identificados con sus nombres, estos podrían ser falsos, pero físicamente los pueden reconocer. 

Por lo anterior, las víctimas del fraude colectivo hacen un llamado al fiscal general Gilberto Higuera Bernal para que se agilicen las investigaciones y se ubique a los responsables. Entre las víctimas hay personas de la tercera edad y madres solteras del municipio de Cuautinchán. 

BANNER RUMBO