Al acreditar su responsabilidad en el delito de privación ilegal de la libertad en su modalidad de secuestro, la Fiscalía General del Estado(FGE) de Puebla logró que se le diera la pena máxima de 93 años por secuestro contra Luis Enrique N.

El hecho se registró en la región de Atlixco, donde el 9 de octubre de 2015, el afectado fue amagado por un grupo de personas que lo sometieron para subirlo a un vehículo Dodge Neón y privarlo de la libertad.

Derivado de una denuncia ciudadana, policías municipales lograron ubicar la unidad, detener a los involucrados y rescatar a la víctima quien les indicó que estaba secuestrada y que a cambio de su libertad le exigieron tres millones de pesos.

Una vez que la Fiscalía de Puebla tomó conocimiento del caso, llevó a cabo diversos actos de investigación que permitieron obtener indicios y evidencia que corroboró la comisión del ilícito.

Resultado de las pruebas sustentadas ante la autoridad judicial, Luis Enrique N. fue condenado a una sanción privativa de la libertad de 93 años nueve meses, también tendrá que pagar una multa y 70 mil 100 pesos por reparación del daño moral en favor del agraviado.

Cabe mencionar que la sanción obtenida por la institución de procuración de justicia es la pena máxima que establece la ley en materia de secuestro.

El mes pasado, la FGE dio a conocer que, tras encontrarlos penalmente responsables de la privación de la libertad de un hombre en 2020, logró que se dictara sentencia de 50 años de prisión contra José Silvino N. y Samuel David N.

Luego, el organismo autónomo pudo conseguir que la autoridad judicial le dictara a José Francisco N. una pena privativa de libertad de 50 años contra José Francisco, por su responsabilidad en el secuestro de un niño en Puebla hace 23 años.

BANNER RUMBO