“Con el corazón de una madre, le pido a las autoridades que hagan justicia por mi hijo. Él sólo se detuvo en el Oxxo para comprar comida”, sostuvo la mamá de Alexis, conductor de Didi asesinado en Lomas de San Miguel. 

“Mi hijo solo se detuvo en el Oxxo para comprar comida sin darse cuenta de que había un par de briagos que ni siquiera se podían detener. Lo ofendieron, golpearon el carro y lo provocaron hasta que salió; cuando él bajó, sin más, sacaron un arma y le dispararon a matar. No fue para herirlo, fue para matarlo y lo consiguieron”, incidó la madre. 

Con la voz entrecortada, la mamá de Alexis Emmanuel, el chofer de Didi que la madrugada del pasado 7 de agosto fue asesinado en Lomas de San Miguel, condenó que dos cobardes le hayan arrebatado la vida a su hijo. Su nieto y nuera, dijo, quedaron en completo abandono. 

Alexis tenía 26 años de edad y este lunes 8 de agosto iba a comenzar sus clases luego de que decidió retomar sus estudios en Administración de Empresas.  

Su suegra relató a este medio que siempre fue un excelente papá y esposo que se desvivió por su hijo de dos años de edad.  

Las entrevistadas, que por temor prefirieron omitir sus nombres, acusaron que aunque a la escena del crimen llegaron decenas de policías y los responsables ya estaban plenamente identificados, nadie hizo algo por detenerlos. 

Invadidos de dolor, pero también de enojo, ese mismo domingo, la familia de Alexis ubicó el domicilio donde se resguardaron los presuntos homicidas. Incluso llegaron agentes de la Fiscalía General del Estado de Puebla (FGE), pero solo tomaron fotografías. No podían hacer nada más porque no contaban con una orden de aprehensión. 

“Ya teniendo datos, videos, dirección de la ubicación, no hicieron nada. Todo lo estamos haciendo los familiares de mi yerno; su mamá y nosotros. Mi hija está desamparada y pedimos justicia para Alexis”. 

Tanto la mamá como la suegra de Alexis, aprovecharon el espacio para hacer una petición a la plataforma Didi: 

“Que de alguna manera tiene que dar apoyo a los hijos, a las viudas de sus trabajadores o socios. No pueden quedar desamparados sin ningún tipo de recursos sabiendo que en ese trabajo, todo el tiempo están corriendo peligro, al grado de que aquí está la muestra. Mi hijo perdió la vida trabajando en esa plataforma”. 

Amigos y demás familiares ya están difundiendo las imágenes de los presuntos homicidas que terminaron con la vida de un joven “brillante, honesto, trabajador, padre y universitario”. También aclaran que no se trató de ninguna riña, como se reportó al inicio. 

Magarely Hernández

Licenciada en Periodismo por el Centro de Estudios Universitarios PART. Reportera desde 2017 en temas de seguridad, feminicidios y desapariciones.