A las 2 de la madrugada del 31 de octubre de 2021 vecinos de San Pablo Xochimehuacan, junta auxiliar de la ciudad de Puebla, reportaron un fuerte olor a gas. Minutos después, se registró una explosión, en tres ocasiones una toma clandestina de gas L.P provocada por huachigaseros.

Afortunadamente, miles de personas tuvieron tiempo de evacuar; sin embargo, muchas de ellas lo perdieron todo.

Los estragos continúan a un año de la peor tragedia en San Pablo Xochimehuacan: algunos no pudieron recuperar sus viviendas, una familia perdió a cuatro de sus integrantes y los vecinos viven atemorizados ante cualquier reporte de olor o fuga de gas L.P

Ambas Manos te presenta un resumen de lo ocurrido la madrugada de aquel 31 de octubre de 2021.

Minuto a minuto

A las 02:00 horas, vecinos reportaron un fuerte olor a gas. En ese momento, se dijo que los propios huachigaseros pasaron por las calles gritando que todos salieran de sus viviendas. Gracias a esto, el número de víctimas mortales no fue mayor.

La toma clandestina estaba ubicada en avenida Gasoducto esquina con avenida Ferrocarril. Alrededor de las 2:30 horas estalló el gasoducto en calle Mexicanos, entre Benito Juárez y Ferrocarril. Luego vino otra explosión en avenida Ferrocarril, entre Gasoducto y Palos y la última se generó en la Segunda Privada de Benito Juárez, entre calle Benito Juárez y Ferrocarril.

Los estallidos iluminaron el cielo de rojo y despertaron a miles de habitantes de colonias aledañas y ubicadas al norte de la capital poblana que, al principio, creyeron que se trataba del volcán. A esas horas, la ciudad ya estaba en emergencia.

Por la cercanía con la zona de explosiones, las autoridades evacuaron el Hospital de Traumatología y Ortopedia del Sector Salud. Establecieron un cerco de seguridad a un kilómetro a la redonda y también desalojaron a los vecinos de las colonias Benito Juárez y La Guadalupana.

Enseguida se estableció un centro de mando sobre la carretera federal a Tlaxcala en el que participó el Ejército Mexicano, Protección Civil Estatal, Protección Civil Municipal, Bomberos y Pemex. También se activaron refugios temporales.

A las 8:20 horas, el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta informó que la emergencia ya estaba controlada, pero hasta las 18:25 horas se cerraron las válvulas y se sofocó el fuego.

Video del recuento de los daños a un año de la explosión por una toma clandestina en San Pablo Xochimehuacan. Ambas Manos

Saldo final

A las 09:00 horas de ese mismo 31 de octubre las autoridades reportaron una persona fallecida en el lugar. Abimael, de 32 años, murió con la segunda explosión. En total 2 mil habitantes desalojaron sus casas y 64 viviendas fueron pérdida total. Otras 175 presentaron daños moderados y poco a poco sus propietarios pudieron regresar.

El secretario de Salud informó que 17 personas llegaron al hospital; un par de días después, a tres se les dio de alta. De los 14 restantes, ocho estaban muy grave y cinco fueron intubados.

La noche del 3 de noviembre murió la señora Praxedis Martínez, de 62 años; luego falleció Andrea, de 17 años. El 9 de noviembre perdió la vida Azucena, de 43 años y tras permanecer 10 días intubado, el señor Pedro, de 43 años, también murió.

Todos ellos eran integrantes de la familia Bolaños al igual que la mayoría de los hospitalizados. Los sobrevivientes vivieron durante varios días en una casa de campaña que colocaron afuera del Hospital de Traumatología y Ortopedia Rafael Moreno Valle.

Luis Miguel Barbosa Huerta declaró a San Pablo como Zona Cero y advirtió que nadie podía regresar hasta que se tuviera todo bajo control. Por varias semanas, el sitio estuvo bajo resguardo del Ejército Mexicano y Guardia Nacional.

A cuentagotas se permitía el ingreso de los propietarios que regresaban en busca de ropa u otras pertenencias.

Detenidos tras explosión en San Pablo Xochimehuacan

Después de la explosión en San Pablo Xochimehuacan, los vecinos señalaron a los presuntos responsables y dejaron al descubierto una complicidad del edil auxiliar, Paulo César Juárez González, con las bandas dedicadas al robo de gas.

El 7 de diciembre de ese mismo año, los agentes ministeriales de la Fiscalía General del Estado de Puebla (FGE) aprehendieron en Cancún, Quintana Roo a Ricardo N. alias “El Callo”.

Ese mismo día, los agentes investigadores detuvieron a Miguel Ángel N. y Antonio N., quienes supuestamente trabajaban como halcones para “El Callo”.

Los tres están vinculados a proceso por homicidio calificado, lesiones calificadas, daño en propiedad ajena, ataques a las vías de comunicación, incendio y otros estragos y encubrimiento por receptación.

Luego, el 17 de enero, detuvieron a José Agustín., el presunto dueño de la toma clandestina y quien daría órdenes directas a “El Callo”. Junto a él cayeron otros dos: Gustavo N. y Jair N. Están en prisión acusados por los mismos delitos que sus cómplices.

Por último, el 28 de marzo de 2020, la FGE detuvo a Roberto N., a quien se le señala directamente por manipular la toma clandestina que explotó.

Gobierno entrega viviendas a afectados de San Pablo Xochimehuacan

El gobierno de Puebla se comprometió a construir las viviendas de quienes contaban con las escrituras y tenían todos sus papeles en regla. El pasado 15 de agosto entregó 28 casas de cinco modelos distintos.

El resto, estaba asentado de manera irregular y fue reubicado en la colonia Lomas de San Miguel, sobre Camino al Batán.

maleta estrella roja
Magarely Hernández López

Magarely Hernández

Licenciada en Periodismo por el Centro de Estudios Universitarios PART. Reportera desde 2017 en temas de seguridad, feminicidios y desapariciones.