A nueve meses del secuestro de un elemento de la Guardia Nacional (GN) ya no hay presencia de la corporación federal, señalaron integrantes de la Unión de Comerciantes y Empresarios de la Central de Abasto de Puebla (Ucecap).

Sin embargo, aseguraron que ha disminuido el índice delictivo y son constantes los patrullajes de la policía.

Ya no se encuentra el amplio dispositivo de elementos de la Guardia que había desde que ocurrieron los lamentables hechos, pues hace poco se retiraron”.

Este día, en rueda de prensa, miembros de la recién creada asociación civil encabezados por su representante legal, Edmundo Díaz, resaltaron que precisamente por eso rechazan la revocación del contrato del comodato de áreas verdes y comunes. Este, entre el Ayuntamiento de Puebla y el Consejo Empresarial de dicho lugar.

Temen que ya no se cumplan proyectos en beneficio y seguridad de los bodegueros y miles de clientes. Entre estos proyectos están la construcción de una barda perimetral y el control de los franeleros que hoy hacen de las suyas.

Explicaron que, por un lado, rechazan la autorización de franeleros de la organización “28 de Octubre” porque cometen abusos, golpean clientes y fijan cuotas hasta de 50 pesos.

Por ello, piden al Ayuntamiento un reordenamiento para que no ocurra lo mismo que en La Feria de Puebla y, constantemente, en la zona de los estadios cuando hay partido de fútbol, béisbol o concierto musical.

Por otra parte, el comodato ya tenía contemplado un recurso etiquetado para la construcción de una barda perimetral. Esto para brindar mayor seguridad para todos dentro de la Central, pero ahora se corre el riesgo de que ya no se concrete.

En la Central de Abasto ocurrió el levantón y asesinato de un elemento de la GN

Como asociación civil pidieron que se refuercen las medidas de vigilancia, en lo que se regula la implementación de seguridad privada.

Esto, luego del escándalo por el levantón y asesinato de un oficial de la Guardia Nacional el 25 de agosto del año pasado. A la fecha, no hay responsables detenidos pese a que en su momento se señaló a los “vigilantes”. Los dirigentes de cada nave contrataban a estos vigilantes, pero estaban laborando de manera irregular.

Finalmente, María Eugenia Aguilar Meneses, Estefany del Rosario Tome, René Cruz Luna y Ángel Oswaldo Delgado Mia, integrantes de la Unión de Comerciantes y Empresarios de la Central de Abasto, invitaron a más empresarios y bodegueros a integrarse a su asociación civil.

Sin ningún lucro busca la gestión de mejoras en beneficio de los comerciantes y los miles de clientes que diario llegan a realizar sus compras.

HOT SALE Estrella Roja