La violencia que se vivió en los estados de Jalisco, Guanajuato y Chihuahua están asociadas al narcoterrorismo, afirman expertos.

En entrevista para Expansión, el especialista en seguridad pública, David Saucedo señaló que los hechos de la segunda semana de agosto han rebasado la seguridad en México.

Es por ello que los grupos del crimen organizado han optado por cometer actos que causen terror a la población.

Los enfrentamientos y quema de autos en los que se reportaron 12 muertos y varios heridos, son un evento poco común.

Normalmente estos ataques no se presentan contra la población, factor que preocupa a los ciudadanos.

De acuerdo con David Saucedo, los eventos violentos cumplen con todas las características del narcoterrorismo.

El narcoterrorismo refiere a los actos de violencia cometidos por el crimen organizado con el fin de imponer y presionar a las autoridades.

“Son actos de terror, ataques a la población civil que son difundidos de manera masiva o en redes sociales, que buscan presionar a la autoridad para que tome o no tome medidas en materia de política de seguridad” mencionó para Expansión.

En su definición, el narcoterrorismo busca generar psicosis entre la población y doblegar a quienes están en el poder.

La investigadora de Causa en Común, Angélica Canjura Luna señaló que la violencia está desbordada y es el resultado de la falta de acción contra los grupos delictivos que actúan impunemente.

“Ya se cruzó esta línea de que no habían actuado contra la sociedad en Ciudad Juárez” en referencia al ataque entre “Los Chapitos” y “Los Mexicles”.

Doce personas murieron y veinte resultaron heridas en el Centro de Reinserción Social (Cereso) número 3 de Ciudad Juárez.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, lamentó la violencia durante la mañanera del 12 de agosto y espera que nunca más se repita.

“Algo que no se había presentado y ojalá no se repita porque se agredió a la población civil, inocente, como una especie de represalia, no solo fue el enfrentamiento entre dos grupos, sino llego el momento en el que empezaron a disparar a civiles, esto es lo más lamentable” dijo el mandatario.

La noche del sábado 12 de agosto, seis vehículos en llamas fueron utilizados para realizar bloqueos en las ciudades de Tijuana, Ensenada y Mexicali.