México es el cuarto país a nivel mundial que cuenta con más manglares. La información fue dada a conocer este 26 de julio en la conmemoración del Día Internacional para la Defensa del Ecosistema Manglar.

Este tipo de ecosistema que se desarrolla en climas tropicales, tiene una rica vegetación que incluye árboles de mangle, los cuales crecen sumergidos en agua dulce o salada.

De acuerdo con Sopitas.com, México se encuentra debajo de Indonesia, Australia y Brasil. Esto representa el 6% de la superficie de manglar en el mundo, es decir, 6% de la superficie total del planeta.

En el territorio nacional destacan cuatro tipos:

El mangle colorado (Rhizophora mangle)

El mangle o mangle blanco (Laguncularia racemosa)

El mangle prieto (Avicennia germinans)

El mangle botoncillo (Conocarpus erectus)

Según el Sistema de Monitoreo de Manglares de México, en 2020, los manglares tenían presencia en 17 estados y ocupaban 905 mil 086 hectáreas. La mayoría de ellos se concentraban en Quintana Roo.

Desde entonces, hubo un crecimiento considerable de manglares, en comparación con 2010 y 2015, años en que se realizó el monitoreo.

El informe “El Estado de los manglares en el mundo 2021” de la Alianza Global por los Manglares dio a conocer algunos datos importantes sobre estos ecosistemas.

En total, existen 135 mil 885 kilómetros cuadrados de manglares. Gran parte de estos están ubicados al sureste de Asia, Centroamérica  y el Caribe, la zona este, central y sur de África.

¿Por qué son importantes los manglares?

Su importancia para el medio ambiente y el ser humano es inigualable. Actúan como “barreras naturales” en la costa que ayudan a disminuir el daño de mareas provocadas por tsunamis, tormentas y ciclones.

Por ejemplo, una barrera de manglares de 500 metros cuadrados, puede reducir el tamaño de las olas hasta un 99 por ciento.

También representan alimento y refugio para algunas especies de crustáceos y alevines que contribuyen a la producción pesquera. Mejoran la calidad del agua y funcionan como filtro biológico.

maleta estrella roja