El presidente Andrés Manuel López Obrador presentó un acuerdo para combatir la inflación y reducir costos, así lo informó durante la conferencia matutina del 3 de octubre. 

El presidente de México señaló que esta estrategia beneficiará a las familias mexicanas. 

Las medidas que serán implementadas contra la inflación fueron acordadas con grandes empresarios del sector comercial e industrial. 

Rogelio Ramírez de la O, titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público explicó que para reducir los efectos de la inflación, el gobierno federal otorgará una licencia única universal.

Esta licencia librará a las empresas firmantes de trámites y permisos de importación y distribución de alimentos e insumos para su envasado. 

También las excluye de rendir cuentas al Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad, Senasica, así como la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS).

Este punto es importante, ya que tanto el gobierno como los clientes tendrán que depositar su confianza en los empresarios en cuanto a los productos que ofrecen.

Ya que no pasarán por los filtros sanitarios impuestos por la ley: “Se les confía la responsabilidad de asegurar que las mercancías que comercian cumplen con las normas sanitarias de inocuidad y calidad”, señaló Ramírez de la O.

La vigilancia del cumplimiento de las empresas y sus productos estará a cargo de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

La estrategia pretende eliminar algunos procesos que “obstaculicen” a los empresarios la importación y exportación de alimentos. Así como su distribución en la República Mexicana. 

Las grandes cadenas extranjeras serán las primeras en implementar las nuevas medidas. Aunque también se busca atender a la producción nacional, especialmente los casos de competencias desleal.

El gobierno hará énfasis adicional en su programa de fortalecimiento de la producción nacional de aquellos granos en los que seamos deficitarios y cancelará, por el periodo de este acuerdo, la exportación de maíz blanco, frijol, sardina y chatarra de aluminio y acero utilizado en los envases de alimentos. Se examinará conjuntamente la necesidad de extender esta limitación a otros productos”, señaló.

El gobierno federal añadió que se congelarán las tarifas de las autopistas concesionadas al Fondo Nacional de Infraestructura (FONADIN). 

Así como las administradas por Caminos y Puentes Federales (CAPUFE), la cual tendrá vigencia hasta el 28 de febrero de 2023.

Además, se mantendrá la política de contención al precio de los combustibles y electricidad que se estableció desde el mes de diciembre de 2018, dijo El secretario de Hacienda. 

Con estas estrategias, se prevé que la canasta básica tenga una reducción del 8%. 

Mientras que los empresarios se comprometieron a no elevar el costo de la tortilla. Determinaron que podría darse una disminución del precio, mínimo del 3 por ciento. 

BANNER RUMBO