La tarde de este 23 de agosto, encontraron a un hombre decapitado en una pista de motocross en el municipio de Quecholac, uno de los más violentos del estado de Puebla.

La primera información reveló que se trata de un hombre, quien fue encontrado por los pobladores de la zona. Quienes lo hallaron encontraron una terrible escena y dieron de inmediato aviso a las autoridades para el levantamiento de cadáver.

El cuerpo del hombre estaba al costado de un tambo azul, que alcanza a distinguirse en la foto que tomaron las autoridades, mismas que de inmediato acordonaron la zona.

El hombre estaba decapitado y tenía huellas de tortura evidentes.

Su cadáver fue abandonado en una pista de motocross, que ya nadie usa, en el municipio de Queholac, uno de los que integran el llamado “Triángulo Rojo”.

Al lugar llegaron elementos de la policía estatal y municipal. Los primeros respondientes estiman que el hombre tenía aproximadamente 30 años de edad.

Hasta ahora no se ha dado a conocer su identidad, la Fiscalía General del Estado de Puebla abrió una carpeta de investigación para el caso.

La pista de motocross abandonada se encuentra en la junta auxiliar de Madero, cerca de la carretera entre Tecamachalco y Quecholac y a unos metros del entronque con la autopista Puebla-Orizaba.

Ahora el cadáver se encuentra en el anfiteatro de Tecamachalco, para poder identificarlo y dar aviso a sus familiares.

A principios de agosto, se encontraron en menos de una semana, seis cadáveres en Tecamachalco, todos con signos de violencia. Claramente se trató de ejecuciones.

Información de Amauri Jiménez