La administración de la presidenta municipal Irene Olea Torres implementó una operación de búsqueda de los posibles responsables, cumpliendo con los protocolos establecidos y garantizando la seguridad de la comunidad.

La madre y el menor fueron dirigidos a la Unidad de Víctimas de Violencia de Género para iniciar el proceso de denuncia ante la Fiscalía General del Estado de Puebla, especializada en casos de secuestro.

La Fiscalía indicó que la carpeta de investigación debe ser formalmente iniciada en sus instalaciones en Izúcar de Matamoros, asegurando un proceso adecuado y sensible al presunto delito.

LA VILLA