En Estados Unidos, las autoridades realizaron la primera ejecución con nitrógeno y el nuevo método causó polémica entre los ciudadanos. 

Kennet Eugene Smith fue condenado a muerte por el asesinato de Elizabeth Sennett, en el estado de Alabama, durante la década de 1980. 

Para ello, el sistema judicial implementó un nuevo método experimental llamado hipoxia con nitrógeno, informó la gobernadora de dicho estado, Kay Ivey. 

¿Cómo es la ejecución con nitrógeno?

La ejecución consiste en la colocación de una máscara hermética para obligar a los presos a inhalar nitrógeno puro hasta dejarlos sin oxígeno. 

Los testigos que presenciaron la ejecución, entre ellos la familia de Smith y de la víctima, describieron “de dos a cuatro minutos de convulsiones”. 

Antes de morir, el acusado dijo: “Esta noche Alabama hace que la humanidad dé un paso atrás. Gracias por apoyarme. Los quiero a todos”. 

Una vez que el nitrógeno se liberó, miró a su esposa y le dedicó un último “te amo”. 

La oficina del gobierno de Alabama no asistió al ajusticiamiento, pero lanzó un comunicado al respecto.  

Tras más de 30 años e intento tras intento de engañar al sistema, el señor Smith ha respondido por sus horrendos crímenes. Rezo para que la familia de Elizabeth Sennett pueda recuperarse después de todo este tiempo lidiando con esa gran pérdida” 

Está es la primera vez que ejecutan a un preso bajo este procedimiento. 

La pena capital de hipoxia con nitrógeno se calificó como inhumana por activistas y la propia Organización de las Naciones Unidas (ONU). Esta práctica puede provocar dolor y sufrimiento a las personas que las condenen con ella.   

Otra de las críticas en torno a la hipoxia con nitrógeno es que no incluye sedación, lo que la hace todavía más letal y agresiva.  

Además de Alabama, la pena se aprobó en los estados de Oklahoma y Mississippi desde 2018. Sin embargo, no se ha utilizado.  

LA VILLA