Los presidenciables desairaron a Nacho Mier en su Informe de Labores como diputado federal, por lo que al final tuvo que ser el polémico diputado del PT, Gerardo Fernández Noroña quien lo destapara como aspirante a candidato de Morena por la gubernatura de Puebla.

Este 27 de agosto, en el Cholula Center, el legislador federal llevó a cabo su informe. Los asistentes, quienes llegaron acarreados en camiones, no sabían ni siquiera a qué evento habían sido convocados.

Tal como lo adelantó Ambas Manos, el evento inició con la canción “No lo van a impedir”. Un himno utilizado por el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

El legislador federal, Gerardo Fernández Noroña y el gobernador de Morelos, Cuauhtémoc Blanco fueron las “figuras nacionales” que acompañaron a Mier en su Informe.

También estuvo el dirigente nacional de Morena, Mario Delgado, quien, en el mismo sentido que el gobernador de Puebla, dijo que el candidato al gobierno en el 2024 se va a decidir a través de una encuesta, no por imposición.

Al evento no acudió el secretario de Gobernación, Adán Augusto; ni la jefa de gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, ni el canciller Marcelo Ebrard.

 Nacho Mier tiene los merecimientos para aspirar en su momento al gobierno del estado de Puebla”, dijo Fernández Noroña.

El Informe, al que Mier convocó a través de un gran despliegue publicitario con bardas, espectaculares y anuncios en los puestos de periódicos, terminó convertido en un acto proselitista fuera de los tiempos electorales.

Nacho Mier negó, hace unos días, que sus espectaculares fueran propaganda política, dijo que era una inocente invitación a su informe de labores, no fue así. El discurso de Noroña fue preparado para el destape y también los acarreados gritaron “¡Gobernador!”.

El propio Nacho Mier intentó confundir su discurso diciendo que “respetaba la ley”. Sin embargo, terminó anunciando una gira para preguntarles a los poblanos si quieren que sea candidato a gobernador.

Información de Paola Macuitl e Iván Reyes

BANNER RUMBO