Lorenzo Rivera papá e hijo contendrán por un cargo en la próxima elección del 2 de junio bajo las siglas del PRI y con el apoyo de la llamada “alianza opositora”.

Lorenzo Rivera Sosa, exdirigente del tricolor, irá por la alcaldía de Chignahuapan, cargo que actualmente ocupa su hijo.

Mientras, Lorenzo Rivera Nava contendrá por una diputación local, por el distrito de Chignahuapan.

Así consta en los registros de candidaturas del PRI, que señalan que esta familia se quedará con ambas posiciones.

Hay que decir que la familia Rivera es la única de la zona de la Sierra Norte de Puebla que se quedaron en el PRI.

Otras figuras importantes como Juan Carlos Lastiri; José Luis Márquez, alcalde de Zacatlán; y Lupita Vargas, alcaldesa de Xicotepec; abandonaron al partido para irse a Morena y sus partidos aliados.

Es por esa razón que tanto Rivera Sosa como su hijo, lograron hacerse, sin problema de las dos postulaciones.

Ambos se inscribieron en la contienda el pasado 10 de febrero. Será el 14 de febrero —según la convocatoria— cuando todos los candidatos reciban su registro de validez.

En el caso de Chignahuapan podría haber una confusión por los apellidos de quienes buscan contender en la elección.

Primero porque el diputado local, Enrique Rivera —primo de Lorenzo Rivera Nava— dejó el PRI y se fue a Morena.

Enrique busca ser candidato por este partido, ya sea a alcalde o a diputado.

Ahora, dentro de Morena está desde hace años ya Juan Rivera Trejo. Él, aunque lleva el mismo apellido, no tienen vínculo alguno con ellos.

Hasta ahora, Morena no ha definido a sus candidatos ni a presidente municipal de Chignahuapan, ni a diputado local. Esto para saber quién se enfrentará a la familia más fuerte de la Sierra Norte.

LA VILLA