El político priista Juan Carlos Lastiri reapareció después de estar bajo las sobras desde 2019 cuando, primero, fue vinculado a la Estafa Maestra y luego sufrió un secuestro.

La reaparición de Lastiri sucedió en una entrevista con El Sol de Puebla, en la que abrió la posibilidad de participar en el proceso electoral del 2014.

“Yo estaré atento y preparado para ver, canalizar la posibilidad de participar. Desde luego si mi trinchera está en apoyar lo haré y bueno siempre pensando en que a Puebla le vaya bien. Creo que estaremos muy atentos en ver cuáles son las decisiones, cuáles son los escenarios que se presentan y atentos a participar”.

La entrevista exclusiva fue publicada este sábado 13 de agosto y es destacada en la portada de este medio impreso.

En ella, Lastiri opina incluso que el PRI, el PAN y el PRD deben buscar una alianza aún más amplia para el proceso electoral del 2024.

El priista dijo, incluso, que se debía analizar la posibilidad de incluir a Movimiento Ciudadano.

Desde 2019 cuando fue vinculado a la Estafa Maestra y luego presuntamente secuestrado, Lastiri había mantenido un bajo perfil

La entrevista con El Sol de Puebla sucede luego de que apenas el viernes, el periodista Fermín García publicó en su columna “Cuitlatlán”, en La Jornada de Oriente, que Lastiri permanecía escondido.

El periodista dijo que estaba en su rancho en Zacatlán y que sus salidas eran esporádicas, pues se ha reactivado la posibilidad de ser detenido por la Estafa Maestra.

Lastiri reaparece luego de permanecer en la sombra

Juan Carlos Lastiri peleó por la postulación del PRI como candidato al gobierno de Puebla en el proceso del 2018. Perdió ante Enrique Doger y quedó como candidato al Senado. También perdió.

En 2019, después de la detención de Rosario Robles —su amiga personal y jefa política— empezó la debacle de Lastiri.

Hasta ahora se mantiene vinculado a la Estafa Maestra que se operó entre la Sedeso y diversas universidades públicas.

Según las indagatorias, en 2013 Lastiri firmó un convenio entre la dependencia federal y la Universidad Autónoma del Estado de Morelos por 338 millones de pesos. Por ello, la Auditoría Superior de la Federación interpuso una denuncia penal en octubre de 2015, de acuerdo con lo publicado por Animal Político.

Unos meses después, el político priista fue levantado por un grupo de hombres armados mientras corría por las calles de Zacatlán, de donde es originario.

Mientras estivo desaparecido corrieron dos versiones la del secuestro y la de la detención. La Fiscalía General de la República desmintió que se haya ejecutado alguna orden de aprehensión en su encuentra. Dos días después reapareció y prevalece la versión del secuestro.