La clase media culpas, quejas y lamentos es el nuevo capítulo del podcast “The Road Runner” de Guillermo del Castillo. Podrás escucharlo en Spotify o leerlo aquí.

La clase media se ha visto enredada en un constante ciclo de quejas y búsquedas de culpables, como si estuviera anclada en el pasado en lugar de asumir la responsabilidad y tomar el control de su futuro. Ha llegado el momento de un cambio radical en la actitud, un cambio que tiene un profundo efecto transformador, y de responsabilizarnos tanto por nuestras acciones como por aquello en lo que dejamos de actuar. Es crucial que vivamos en el presente y busquemos materializar un futuro diferente.

Nuestro punto actual en la vida es el resultado directo de nuestras decisiones pasadas y de aquello en lo que no actuamos, somos el efecto de nuestras propias acciones. Nos vemos influenciados y moldeados por nuestro pasado, pero no debemos permitir que este dicte nuestro futuro. Es esencial reconocer que las decisiones que tomamos en el presente tienen un efecto directo tanto en el camino que hemos recorrido como en el que aún tenemos por delante.

No podemos permitirnos seguir dejando las cosas al azar, ni depositar nuestra futuro en manos de otros. No debemos permitir que el pasado nos siga atormentando, ni permitir que el presente se nos escape de las manos. Cada uno de nosotros tiene el poder y la responsabilidad de moldear el camino que desea seguir. Es fundamental tomar decisiones conscientes hoy en el presente, porque estas decisiones son las que darán forma a nuestro futuro.

El cambio de actitud y la asunción de la responsabilidad no se limitan a un ámbito específico de nuestras vidas; más bien, es necesario ampliar nuestra responsabilidad a niveles cada vez mayores. Debemos reconocer que cada uno de nosotros tiene un papel significativo en la creación de un futuro más satisfactorio y en la mejora de la sociedad en su conjunto.

El camino para liberarnos del lastre de la clase media y alcanzar la vida que verdaderamente anhelamos requiere valentía, determinación y compromiso. Ya no podemos ser meros espectadores pasivos de nuestro propio pasado, presente y futuro. Tenemos que convertirnos en los protagonistas activos de un cambio significativo tanto a nivel personal como colectivo.

Nuestro pasado puede influir en nuestras elecciones presentes, pero no debe determinar nuestro destino. En el presente se encuentra la oportunidad de romper con patrones negativos, de tomar decisiones conscientes y de forjar un futuro prometedor. Es el momento de liberarnos de las ataduras del pasado, de disfrutar plenamente del presente y de construir activamente el futuro que anhelamos.

El llamado es claro: es hora de dejar atrás las quejas y culpas del pasado, de asumir nuestra responsabilidad en el presente y de tomar las riendas de nuestro futuro. No podemos seguir siendo espectadores pasivos de nuestra propia vida y de la sociedad en la que vivimos. Debemos ser protagonistas activos de un cambio significativo, tanto a nivel personal como colectivo.

Toma decisiones hoy, en el presente. No dejes las cosas a la deriva ni en manos de otros. Es tu responsabilidad tomar decisiones y controlar el camino hacia el futuro que verdaderamente anhelas y sueñas. Asume responsabilidades en esferas cada vez más amplias. Este es el sendero para dejar atrás la clase media y alcanzar la vida mágica que realmente anhelamos.

LA VILLA